Aeropuerto de Barcelona en El Prat

Aeropuerto de El Prat, donde Barcelona vuela al mundo

El Aeropuerto del Prat de Barcelona es una instalación aeroportuaria situada a unos doce kilómetros de la capital catalana y a unos cuatro metros sobre el nivel del mar. El aeropuerto está rodeado por un entorno natural formado por los humedales de la desembocadura del río LLobregat.

Se trata del segundo aeropuerto más grande de España y el noveno en cuanto a tráfico de pasajeros de toda Europa. Si la competencia del tren de alta velocidad y la crisis económica supusieron la disminución del número de pasajeros entre 2008 y 2009, desde 2010 su número no ha parado de crecer. En 2013, llegaron al Prat más de 35 millones de pasajeros. En esa fecha, el del Prat se convirtió en la instalación aeroportuaria con mayor tráfico de pasajeros de la marca AENA que la gestiona.

El aeropuerto enlaza importantes destinos de Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia. Las instalaciones de vuelo están operativas sólo para vuelos instrumentales, quedando prohibidos los VFR, vuelos visuales, excepto los de interés sanitario, de emergencias y los gestionados por el Estado. En 2011, el Aeropuerto de El Prat recibió el título de mejor aeropuerto de Europa, galardón concedido por Skytrax en los premios World Airport Awards de 2011.

Desde febrero de 2014, recibe un vuelo diario de un Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, que opera Emirates en sus rutas al Aeropuerto Internacional de Dubai.

Historia

El primer campo de aviación de Barcelona se acomodó en la zona del Remolar en Viladecans en 1916, en una zona dedicada a la cría de aves de corral, de ahí que recibiera el nombre de Campo de la Volatería.

Aquellos terrenos provisionales dejaron de operar en 1918 en favor de los del Prat de LLobregat, precisamente donde se encuentran las instalaciones del moderno aeropuerto catalán. Aquellas primeras instalaciones fueron utilizadas tanto para los vuelos nacionales o internacionales con Francia, como para sede del Aeroclub de Cataluña, además de ser punto de amarre ocasional de los zeppelines en rutas aéreas. Hidroaviones de la Armada Española y aviones del Ejército de Tierra también estuvieron destacados en los páramos del LLobregat.

Iberia comenzó sus rutas comerciales en El Prat en 1927 con vuelos que conectaban con el Aeródromo de Cuatro Vientos y Madrid.

Las primeras grandes obras de ampliación de El Prat se desarrollaron entre 1941  y 1946, año este último en el que se estableció desde sus pistas el primer enlace intercontinental operado por la Pan Am y con destino a Nueva York.

A las obras de ampliación le siguieron otras que permitieron la construcción de una segunda pista en las décadas de 1950 y 1960, vías de carreteo paralelas, y, finalmente, una nueva terminal, la vieja de El Prat (1968). En los años setenta se añadieron terminales de carga e instalaciones para acoger el servicio de Puente Aéreo con Madrid (1976).

Los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 relanzaron al aeropuerto que sumó ampliaciones y remodelaciones. Se remozó la terminal B y se añadieron dos más, la A y la C. La torre de control de El Prat, un icono del aeropuerto, fue levantada en 1996 bajo un diseño del arquitecto Bofill.

Plan Barcelona

El Plan Barcelona es el nombre dado a un conjunto de reformas de las instalaciones aeroportuarias de El Prat que se han orientado a mejorar las capacidades de sus servicios  e infraestructuras. Se inició en 1999 e incluyó 100 subproyectos diferentes. Entre otros:  la construcción de una nueva terminal de pasajeros (la terminal 1 o T1) y sus instalaciones satélites conectadas mediante un tren subterráneo (la T1s), la mejora del acceso al recinto tanto por carretera como por tren, así como la incorporación de la línea 9 del metro de Barcelona y la de un ramal del tren de alta velocidad de la línea Madrid-Zaragoza- Barcelona-Frontera francesa.

La mayor parte del tráfico del Aeropuerto de Barcelona es nacional y europeo, siendo el más importante de España en número de pasajeros sin conexión. En los últimos años el tráfico aéreo de las compañías aéreas de bajo coste ha crecido significativamente, especialmente después de la creación de bases operativas de Vueling y Clickair en el aeropuerto. Otras compañías aéreas de bajo coste que operan desde el aeropuerto son easyJet , Wizz Air y Ryanair.

Pistas

El campo de vuelos del aeropuerto está formado por tres pistas de aterrizaje, dos  paralelas y una de transversal . Las pistas paralelas están siempre ocupadas pero la pista transversal se utiliza poco. El campo de vuelos del aeropuerto está dotado de modernos sistemas de direccionamiento para los aviones y admite cualquier aeronave comercial existente.

La torre de control está situada entre las dos pistas paralelas y cerca de las dos terminales de pasajeros. Sus 62 metros de altura le permiten una excelente visibilidad. La infraestructura fue diseñada por el arquitecto Bruce Fairbanks y está formado por un edificio circular de dos niveles, en el que la base de la construcción está compuesta por una estructura de aluminio con perfil octogonal.

La base acomoda dos pisos y dispone de un parking capaz de albergar hasta 83 vehículos http://www.reservarparking.com/es/aeropuerto/aeropuerto-de-barcelona-el-prat. El edificio tiene una superficie de 7.800 m² y consta de 15 estaciones de control. En la torre de control trabajan unas cien personas cada día, controladores aéreos, personal técnico y otros profesionales afines.

Terminales

La T1 es una terminal de pasajeros situada en la zona sur del aeropuerto, entre las dos pistas paralelas. Diseñada por Ricardo Bofill, se inauguró el 16 de junio de 2009. Sus instalaciones permiten recibir 30 millones de pasajeros al año, aumentando la capacidad potencial del aeropuerto a 55 millones de pasajeros anuales. Puede gestionar 90 operaciones por hora.

La T2 es la terminal de pasajeros más antigua y consta de tres edificios anexos. Antiguamente, y antes de la apertura de la terminal T1, eran tres terminales diferentes, las llamadas terminales A, B y C . Actualmente las tres terminales forman parte de la T2 y se denominan terminales T2A, T2B y T2C, siguiendo la antigua nomenclatura. La terminal T2 tiene la capacidad para poder recibir 25 millones de pasajeros anuales.

La tercera terminal del aeropuerto del Prat está destinada únicamente a la aviación corporativa, 24 horas del día y los 365 días del año. Tiene una superficie de 2.118 m² y está justo en frente de la plataforma de aviación corporativa, a sólo 12 Km del centro de Barcelona.

En la planta baja se encuentran las salas de espera, las salas VIP y las salas comunes; en la planta superior, las salas de reuniones y las oficinas de las compañías. La terminal es gestionada conjuntamente por Executive Airlines y la UTE Gestair-Assistair, uno de los principales operadores de aparatos corporativos del aeropuerto. Actualmente (2015), el Aeropuerto Internacional de Barcelona dispone de 42 plazas de aviación corporativa que utilizan las compañías CNAir, Gestair, Universal Jet, BKS, Punto Fa, Corporate Jets, Bcn Jets y Executive Airlines.



Los comentarios están cerrados.