Con qué colores debo pintar mi piso pequeño para que parezca más grande

 

En ocasiones sucede que, tener un piso con pequeños metros cuadrados, suele relacionarse con lo feo, con lo antiestético, o con lo carente de estilo, y nada más lejos de la realidad. Un piso pequeño puede revestirse de la misma creatividad, modernidad y/o elegancia que una casa más grande, aunque lo que sí es cierto es que es preciso estar más atentos a los detalles y a unas sencillas reglas decorativas básicas.

Que un espacio sea pequeño no implica que necesariamente las paredes tengan que ser de color blanco, aunque sí hay que tener presente que los colores claros aportan más profundidad a un espacio, tenga las dimensiones que tenga, por lo que siempre debería tenerse en cuenta la posibilidad de apostar por las tonalidades neutras.

 

Sencillos trucos para acertar en espacios pequeños

colores de pintura para pisosLo más importante de todo es tener claro cuáles son los gustos y el estilo de cada uno, para tenerlo también presente a la hora de decorar y arreglar un piso pequeño. Si nuestro estilo es más natural y elegante, por poner un ejemplo, sin duda deberíamos optar por las tonalidades blancas y tenues para las paredes: blanco, banco roto, marfil, vainilla, gris perla…y acompañarlo de muebles también en tonalidades neutras y en colores naturales donde predomine la madera. Detalles en los complementos de color plata u oro, pueden añadir un ligero toque de sofisticación ideal también para un piso con pocos metros. ¿Quién dijo que una casa pequeña no pudiera ser de revista?

Si nuestro estilo es más alegre, tal vez una buena idea pueda ser pintar las paredes de un tono más fuerte, como el verde o el naranja, emplear muebles en tonos ligeros y romper con los complementos, añadiendo rojos, granates o un fantástico verde botella. La posibilidad de pintar en otro color que no sea blanco o crudo solo una pared, por ejemplo, la del fondo del salón, es una buena baza para aquellos que no quieran renunciar al color, a la modernidad y al atrevimiento, por el simple hecho de disponer de escasos metros cuadrados en su hogar.

Pero, a pesar de que las posibilidades son muchas a la hora de decorar un piso pequeño, sí que existen ciertas reglas que deberían cumplirse si lo que se desea es que todo el espacio se vea lo más amplio posible y no al revés. ¡Toma nota!

  • No utilizar diferentes colores en cada cuarto.
  • Utilizar colores de la misma gama cromática.
  • Utilizar muebles y estructuras ligeras.

Pero si existe un truco claro e infalible con el que triunfar en la decoración de cualquier casa, y sobre todo en aquellas más pequeñas, es la denominada regla del “60-30-10”, que te explicamos a continuación.

 

60-30-10 o la regla de los colores aplicados con éxito

ideas para pintar un pisoEsta curiosa regla numérica hace referencia a los porcentajes que tendrían que emplearse, relativos al color en la decoración, para que todo resulte armonioso y no se llegue a sobrecargar una estancia. Dicha regla nos indica que, con tan solo tres colores, podría decorarse un hogar y hacerse con total éxito. La aplicación de los colores consistiría en elegir un color más predominante o color de base en un 60% (por ejemplo, para las paredes), un segundo color en un 30% (por ejemplo, para el mobiliario), y por último un 10% de otro color que se podría aplicar muy bien a los complementos y elementos decorativos de menor tamaño, como los cojines o los cuadros.

Esta regla permite que se puedan introducir muchos más recursos cromáticos que el tradicional blanco, y hacerlo de manera efectiva sin equivocarse, simplemente otorgando el porcentaje correcto a cada color. Y para aquellos a los que establecer estas equivalencias acertadas les resulte más complejo, aquí van seis ejemplos de tríos de colores que suelen funcionar muy bien y su correcto porcentaje.

  • Gris (60%), blanco (30%) y amarillo (10%).
  • Rosa (60%), blanco (30%) y aguamarina (10%).
  • Gris (60%), beige (30%) y negro (10%).
  • Azul (60%), blanco (30%) y mostaza (10%).
  • Azul cielo (60%), blanco o beige (30%) y rosa (10%).
  • Verde (60%), beige (30%) y naranja (10%).

 

Los rosas son tonos románticos y delicados, el azul cielo es dulce y ligero, el amarillo es rompedor y atrevido, el negro es moderno, atemporal y sofisticado, el verde es un color fresco y relajado…cualquier color, según el estilo que se busque, puede ser una excelente opción para decorar un piso pequeño si se utiliza con cabeza y con la fórmula maestra de los porcentajes y de las proporciones.

Emplear cada color en su justa medida, es una garantía de éxito para decorar un piso y aportarle toda esa vida y esa calidez que una casa necesita para alegrar y reconfortar, tanto a aquellos que vivan en ella, como aquellos que la visiten.