Cocinas con isla, un proyecto de cocina con diseño funcional

Cocinas con isla: funcionalidad y diseño

¿Sueñas con tener una cocina con isla? Dentro de las distintas configuraciones de cocinas que podemos encontrar, una con isla suele ser la favorita por su diseño y funcionalidad. Con una isla agregas más espacio en la cocina, donde podrás preparar tus recetas preferidas, sentarte a desayunar y mucho más.

Al contrario de lo que mucha gente cree, no es necesario tener una cocina enorme para contar con una isla, sino que puedes integrarla con distintas ideas. A continuación te contaremos cuáles son las funciones principales de una isla y te mostraremos distintos diseños de cocinas para que puedas tener una en tu cocina. Todas las fotografías las hemos obtenido de la esta página especializada en proyectos de cocinas, ahí podréis ver muchos más ejemplos de proyectos de cocina terminados.

¿Cuál es la función de una isla?

En cualquier proyecto de cocina, una isla es el aliado ideal. Con este elemento agregamos un espacio de preparación, espacio de guardado, un desayunador o todo lo anterior. Pero primero debemos definir exactamente a qué se le llama isla en el diseño de interiores.

Una isla es un mueble que no tiene conexión con el resto de los muebles de la cocina, es independiente y por lo general se coloca en el centro del ambiente. Suele ser de forma rectangular o cuadrada y es ideal para sumar un espacio de trabajo que puedes usar a 360° cómodamente. Dependiendo de su diseño en el proyecto de la cocina, este elemento puede ofrecer distintas ventajas que veremos a continuación.

Cocina con isla blanca
Cocina con isla en color blanco de Docrys & DC

Aumenta la superficie de encimera

Si tienes poco espacio de trabajo en tu cocina, entonces agregar una isla puede ser la solución ideal. Este elemento integra una nueva encimera y sirve para preparar recetas, usar distintos electrodomésticos y más.

Suma espacio de guardado

En un hogar, el espacio de guardado nunca está de más. Si necesitas más lugar en tu cocina para guardar todo lo que tienes, entonces una isla con muebles o cajones es una buena alternativa. De esta forma, podrás tener tus alimentos y productos de cocina más organizados.

Integra un espacio desayunador

Otra de las ventajas de una cocina con isla es contar con una barra que sirva para desayunar, almorzar o tomar un trago con amigos mientras preparas la cena. Se crea un espacio más para disfrutar de tu cocina y que le da mayor versatilidad a la isla.

Divide a tu cocina en secciones

En cocinas grandes, una isla es ideal para separar las distintas funciones de la cocina: guardado, preparación y cocción de los alimentos. En una isla puedes tener sólo la parte de preparación, con una gran encimera libre, o integrar los fuegos y el horno para que sea el área de cocción.

Sirve como separador de ambientes

Y por último, las islas también sirven para separar la cocina de otros ambientes cuando tienes una cocina abierta. Si tu cocina está integrada con el comedor o el salón, una isla puede ser una buena opción para separar visualmente los espacios. En casas pequeñas, una isla puede suplantar la mesa de comedor y así ganar metros para el salón.

Las mejores ideas para sumar una isla en tu cocina

Al elegir el diseño de tu isla para la cocina, debes proyectar y tener en cuenta la funcionalidad y el espacio que tengas disponible. Debes garantizar que existan las medidas mínimas de paso, que explicamos en el siguiente párrafo, y definir para qué quieres la isla. No será lo mismo un diseño que sólo tenga espacio de guardado, de una isla con barra o una que integre fuegos.

Para garantizar la funcionalidad de la cocina y la isla, éstas deben tener una separación de al menos 60 centímetros. Esta es la medida mínima que se necesita para circular y cocinar cómodamente en ambos frentes. Sin embargo, si tienes muebles o cajones en la cocina y la isla, entonces la separación mínima debe ser de 120 centímetros para que puedas abrirlos con facilidad.

Por lo general, los diseños de isla más comunes son los que integran espacio de guardado en la parte inferior y una gran mesada, pero veremos que también hay otras alternativas a la hora de crear una isla. Sigue leyendo para conocer las ideas más utilizadas al momento de sumar este elemento en el diseño de la cocina.

Una isla con el mismo material de la cocina

Cuando se quiere integrar una isla y que se vea como una unidad, lo mejor es utilizar los mismos materiales para los muebles y la mesada. Sobre todo si tu cocina está abierta a otro espacio, este diseño te ayudará a crear una armonía visual en el diseño de la cocina.

Destaca la isla por su color o material

Por el contrario, si prefieres que la isla destaque entonces puedes elegirla en otros colores y materiales, para que se diferencie de la cocina. Puedes mantener uno de los dos elementos igual, por ejemplo usar el mismo color de mesada, pero innovar con el mueble. Esta es una buena idea para cuando se quieren sumar distintas texturas al espacio.

Cocina con isla en color negro
Cocina con isla en color negro – Docrys & DC

Una barra alta como isla

Si no tienes espacio para una gran isla con muebles o prefieres una alternativa más simple, una barra alta puede hacer las veces de isla perfectamente. Esta mesa te servirá como espacio para preparar alimentos, pero también como barra para desayuno. Es una idea sencilla y fácil de adaptar a cualquier cocina.

Aprovecha cualquier mueble para crear una isla

Una isla en una cocina es simplemente un mueble extra y por ello puedes integrar cualquier otro mueble al ambiente, evitando utilizar un mueble a medida o una barra. Esta idea es ideal si quieres añadir una pieza vintage o heredada, como una cómoda, aparador o mesa. Verifica que tienes el espacio necesario y que el material está tratado para resistir el calor y la humedad de la cocina.

Incorpora un comedor a la isla

Otra idea que es muy buena para aprovechar mejor tu isla es integrar una mesa de comedor. Puedes adicionar una mesa baja a una isla y así tener cocina y comedor todo en uno, una idea perfecta para cocinas abiertas o para crear un comedor diario.

Versatilidad con una isla con ruedas

Ideal para espacios pequeños, estas islas son muebles pequeños con ruedas que cuentan con espacio de guardado y puedes mover a donde lo necesites. Es una alternativa perfecta si quieres disfrutar de las ventajas de una isla, pero mantener la libertad en tu espacio.

Crea tu propia cocina con isla

Luego de leer este artículo, esperamos que hayas descubierto que tener una isla es posible para casi cualquier cocina. Con todas las ventajas que ofrece y por su versatilidad, es un elemento muy elegido en el diseño de cocinas actual.

En estas ideas seguro encontrarás un tipo de isla que se adapte a tus necesidades y espacio, para que puedas disfrutar de una cocina más bonita y funcional. ¡Comienza a diseñar la isla de tu cocina hoy!