Cómo arreglar una pared con humedad

¿Has descubierto en alguna zona de tu casa, techo o paredes, unas manchas amarillas, verdes o negras, incluso con pintura desconchada y caída?

Sin duda estás ante un problema de humedades. Y es una molestia bastante habitual en las viviendas. El origen puede deberse a muchas causas, como por condensación de agua, o bien por filtraciones. Un problema que debes solucionar lo antes posible para evitar que se produzcan consecuencias más graves en la estructura de tu casa. Pero ¿sabes cómo reparar las humedades que han salido en tu casa?, ¿cómo quitar esas manchas tan desagradables con olor a moho?

Si no sabes por dónde empezar, nosotros te explicamos cómo arreglar una pared con humedades, paso a paso.

Tipos de humedades: exterior e interior

Lo primero que hay que saber es el origen de la humedad para poder aplicar la solución más correcta. Hay que valorar si se trata de humedades externas o internas y, si se deben a filtraciones de agua o por una condensación.

    • Humedades internas. Se producen dentro del hogar y el origen puede ser muy variado, desde una condensación por falta de ventilación en una habitación a filtraciones por la rotura de alguna tubería del interior de la casa.
    • Humedades externas. Son aquellas que aparecen fuera de nuestra vivienda. Lo normal es que se deba a grietas o fisuras que se han hecho en la pared o en el techo y es por ahí por donde se filtra el agua que provoca esas humedades.
    • Humedades por filtración. Se origina por falta de impermeabilización y el agua se va colando por las paredes o el techo en forma de goteras.
    • Humedades por condensación. Es la que se genera desde el interior, por la diferencia de temperatura que existe en la vivienda y en la calle. Además, las actividades que realizamos dentro como cocinar, lavar, fregar, etc hace que la humedad se condense en forma de gotas que se adhieren en ventanas, espejos, techos o paredes. Es fundamental que haya ventilación en la vivienda para que el aire circule por todos los espacios. Para ello, abre ventanas y puertas a diario, aunque solo sean unos minutos.
    • Humedad por capilaridad. El agua sube por los cimientos de la vivienda, por los muros y paredes. Es un tipo de humedad que normalmente se genera en los sótanos y la humedad va trepando hasta llegar a la vivienda.

Soluciones para humedades en paredes exteriores

Humedades en pared de una vivienda, al lado de la ventana.

Impermeabilizar la fachada exterior

Podemos hacerlo utilizando un producto incoloro para mantener así la misma tonalidad de la fachada. Aplícalo con un rodillo de esponja, te será más fácil, sobre todo cuando la fachada no es lisa. Te aconsejamos dar varias capas de esta pintura. Al principio verás que queda oscurecida, pero cuando se haya secado, volverá a su tonalidad original.

Otra forma de impermeabilizar es utilizando una pintura especial para una fachada exterior. Lo puedes aplicar también con un rodillo de espuma e igualmente, dale varias capas al muro.

Cómo arreglar las paredes interiores

De forma general en una vivienda se genera mucha humedad, en parte por los propios habitantes de la misma (sudor, respiración…), cuando nos duchamos, en la cocina o en el baño. Toda esta humedad en casa se evapora y queda suspendida en el ambiente. Si no se ventilan las habitaciones, puede ser una de las causas del origen de las humedades interiores. ¿Cómo solucionar este problema? Para ello hay seguir una serie de pasos:

Sanear la zona

Es el primer paso para reparar la humedad de una pared. A veces tan solo con limpiar la humedad con un trapo y un producto antihongos es suficiente. Si hay presencia de hongos, lava la pared con lejía o con una solución de agua y cloro (1 litro de cloro por tres de agua) y limpia bien la zona afectada.

Pero otras veces es necesario raspar la pintura de la pared donde está la humedad con una espátula. ¡Cuidado de no hacerlo demasiado porque crearás desigualdades en la pared! Después pasa un trapo humedecido en lejía o aplica un producto antihongos.

Emplastecido de la pared

Con una masilla irás emplasteciendo las zonas donde has raspado previamente. Déjala secar. Una vez se haya seco y si quedan irregularidades en la pared, lija la zona hasta dejarla lo más lisa posible.

Pintura antihumedad

Utiliza una pintura antihumedad, podrás encontrarla tanto para exteriores como para interior. Con una brocha aplica esta pintura cubriendo toda la zona donde ha aparecido la mancha de humedad.

Qué materiales se utilizan para arreglar las humedades

  • Lija
  • Masilla
  • Impermeabilizante para exteriores o interiores
  • Pintura
  • Rodillo, brochas y cubeta
  • Trapos
  • Productos antihongos
  • Masilla