Tipos de puertas

¿Te has preguntado alguna vez qué papel juegan las puertas en los hogares?

Nadie concibe su casa sin puertas; desde la principal de entrada, a las interiores, que separan las distintas estancias. Pero una puerta es algo más. Forman parte de la decoración interior de un hogar, aportan calidez, estilo, aislamiento acústico y térmico, y nos permiten modificar la distribución de un espacio y aportan privacidad e intimidad. Si estás pensando en cambiar las puertas de tu casa, te invitamos a conocer la variedad de tipos de puertas que hay en el mercado.

¿Quieres conocer las que mejor aíslan, para que tu casa sea más acogedora?, ¿las más resistentes y seguras? Hemos elaborado una lista en función del tipo de materiales, sistemas de apertura, según sus usos y acabados.

Hoy en día podemos encontrar muchos modelos de puertas que se adaptan al estilo de cada casa. Lo primero que tenemos que diferenciar es entre las puertas de entrada y las de interior. Empezamos por estas últimas.

Tipos de Puertas para interiores

Según el espacio que tengamos hay varias soluciones de puertas para las distintas estancias de la casa. Depende de la estética y diseño que queramos dar o de nuestro presupuesto, podemos elegir unas u otras. En primer lugar, vamos a explicar el tipo de puertas según su apertura.

Puertas con apertura Abatible

Puertas abatibles en un apartamento

Se pueden encontrar en el mercado de una hoja o de dos, ésta última son las idóneas para los salones grandes. Son las puertas más comunes de ver en la mayoría de los hogares.

Se abren formando un ángulo respecto a la pared. Para colocar este tipo de puertas, has de tener en cuenta que ocupan mucho espacio cuando se abren. Si la habitación es muy pequeña no se recomienda colocar este tipo de puerta.

 Puertas Correderas

Modelo de una puerta corredera en madera en el interior de una casa

Si lo que buscas es ganar espacio en las habitaciones, este modelo es la mejor elección. Son una alternativa muy discreta y moderna. Dentro de las puertas corredizas hay otras dos variedades:

  • Puertas de interior empotradas. Es necesario hacer obra, ya que es necesario introducir la hoja dentro de la propia pared.
  • Puertas de interior sobrepuestas. No necesitan de obra y son sencillas de instalar. Basta con colocar una guía superpuesta a la propia pared.

Puertas Plegables

Son puertas compuestas por varias lamas que se pliegan unas sobre otras. Una buena solución para ahorrar espacio. Son fáciles de instalar.

Puertas Pivotantes

Son modelos menos utilizados en las casas, normalmente por la gran dimensión de sus hojas. Aquí la puerta gira en función del eje vertical gracias a unos pernos giratorios que se colocan.

Puertas según el tipo de material

Teniendo en cuenta la composición de la puerta podemos diferenciar varios tipos:

Puertas Macizas

Se trata de unas puertas recias y son muy buenas como aislantes dentro de la casa, tanto desde el punto de vista térmico como acústico. Pesan más que otras, ya que están fabricadas con materiales macizos, generalmente en madera. El roble es el más elegido para las puertas de los hogares, tanto para interior como la exterior.

Puertas Chapadas

Se caracterizan sobre todo por su precio, mucho más económicas. Se utiliza para su fabricación el aglomerado o MDF, que son tableros de una densidad media, fabricados a partir de fibras de madera y resinas sintéticas comprimidas. Luego se recubren con una chapa que puede ser de madera o no.

Puertas Huecas

Este tipo de puertas se caracterizan porque su interior está hecho con un panel de nido de abeja. Se realizan con un cartón dentro de un marco de madera y después se reviste con una chapa. Se las conoce también con el nombre de puertas alveolar. Son ligeras, menos aislantes y más económicas que otros modelos.

Acabados de puertas de interior

Puerta corredera en cristal interior de una casa

Hay muchos tipos, pero los más utilizados son los siguientes:

    • Acabados en pintura. En esmalte, lacadas o en pintura a la tiza. Normalmente son acabados que realizan los propios propietarios para darles un toque personalizado. El acabado en pintura lacada es más resistente y se puede lavar.
    • En barniz. Calidad y durabilidad. Muy utilizado en puertas, tanto exteriores como de interior.
    • Puertas lacadas. Son acabados resistentes y duraderos. También existen las puertas prelacadas.
    • Acabados en crudo. Son aquellas puertas que no se las aplica ningún acabado.
    • Acabados en melamina, PVC y otros plastificados. Son los modelos más demandados por su relación calidad precio.
    • Puertas de cristal. Con acabados en vidrio laminado o templado. Este último se utiliza sobre todo para puertas correderas y abatibles

Tipos de Puertas de entrada

Detalle del cierre en una puerta blindada

Para explicar este tipo de puertas vamos a tener en cuenta exclusivamente la composición, ya que la mayoría de los modelos que encontramos a la entrada son puertas abatibles. Lo que más se valora en este tipo de puertas es la buena calidad y su seguridad, por eso nos fijaremos en el tipo de marco, el cierre o la hoja.

Puertas Acorazadas

Son las más resistentes y seguras que encontramos en el mercado. Tanto el cerco como las chapas interiores están hechas con acero y luego van recubiertas con chapa de madera u otros materiales.

Puertas Blindadas

Están formadas por marcos MDF o de madera y contienen en su interior chapas de acero. Pero son menos resistentes y seguras que las acorazadas.

Puertas Macizas

Son aquellas que están fabricadas exclusivamente con madera maciza. Hay multitud de diseños y acabados. Pero la desventaja es que son menos seguras que los dos modelos anteriores.

Puertas Metálicas

Puertas metálicas de seguridad

Son una buena solución para las puertas de seguridad o de emergencia en las áreas de trabajo o instalaciones diversas. Están fabricadas a partir de algún metal puro como el acero, aluminio, hierro, bronce o a partir de aleaciones especiales.

Las principales características de las puertas metálicas son:

      • Fácil mantenimiento
      • Mayor resistencia y seguridad
      • Espesor especial
      • Dureza y durabilidad